Bernard Giudicelli, presidente de la FFT, lo ha anunciado esta tarde en París

Maria Sharapova, campeona de Roland Garros en las ediciones de 2012 y 2014, no jugará por decimocuarta ocasión en el 'Grand Slam' de la tierra. La Federación Francesa de Tenis ha decidido no atender a la petición de invitación de la rusa al interpretar que viene de una baja por consumo de una sustancia dopante.

Sharapova, que empezó sin ranking en abril por culpa de los 15 meses de sanción por consumo de Meldonium, ya está en el puesto 171 en la clasificación mundial, lo que le asegura entrar en la previa de Wimbledon. Ha escalado 1.129 puestos en tres torneos. La lista de inscritos cierra el próximo lunes y Sharapova necesitaría alcanzar las semifinales del premier de Roma para tener acceso directo. De todas formas, los jerarcas del All England Club no descartan facilitar la presencia de la jugadora siberiana. Y es que nunca antes una exnúmero 1 ha jugado la previa.

En Roland Garros necesitaba un 'wild card' para la previa o el cuadro principal porque se quedó a una victoria en Stuttgart de asegurarse al menos la 'qualy'. Finalmente, la Federación Francesa de Tenis, a través de su presidente Bernard Giudicelli, ha dado su negativa al considerar el precedente de sanción por dopaje de la tenista.

Giudicelli se mostró siempre en contra de invitar a Maria. "No podemos invertir un millón y medio de euros en la lucha contra el dopaje y luego invitar a una jugadora sancionada por el consumo de un producto prohibido", señaló el máximo mandatario del tenis francés a principios de marzo. Esta tarde siguió esa misma línea: "Puede haber una invitación para alguien que regresa de una lesión pero no de una sanción por dopaje. Puede estar muy decepcionada pero mi misión es proteger el juego limpio y que no haya dudas sobre ello".

Dentro del vestuario de la WTA, ha habido muchas voces críticas por las continuadas invitaciones a la rusa, en StuttgartMadrid y esta semana en Roma. "Para los niños, para los tenistas jóvenes, no está bien beneficiar con un wild card a una jugadora que fue sancionada por dopaje", dijo Simona Halep, la quinta del ranking mundial. "No se trata de Maria Sharapova, se trata de todos los jugadores que se han dopado".

"En términos generales, me parece vergonzoso que la WTA esté promocionando a una jugadora que dio positivo en un control antidopaje. Es normal que la gente hable de ella, es una tremenda campeona, pero de ahí a promocionar de esta manera su regreso... me parece injusto", continúa Alize Cornet.